Río Negro apura la adhesión al RIGI para quitarle la planta de GNL a Bahía Blanca

Horas después de que el Ejecutivo nacional, a cargo de Javier Milei, promulgará la Ley Bases, el gobernador de Rio Negro, Alberto Weretilneck, envió un proyecto a la legislatura para que su provincia sea una de las primeras en adherirse al Régimen de Incentivos para Grandes Inversiones (RIGI). 

La presura, responde a la disputa que mantiene Weretilneck con la administración del gobernador bonaerense, Axel Kicillof, por la instalación y desarrollo de una planta de Gas Natural Licuado (GNL), proveniente de Vaca Muerta, que Petronas e YPF venían desarrollando en el municipio de Bahía Blanca.

Solicité el tratamiento urgente de este régimen que atraerá inversiones superiores a 200 millones de dólares con incentivos fiscales, aduaneros y cambiarios, posicionando a Río Negro como un destino clave para inversiones nacionales y extranjeras”, aseguró el gobernador rionegrino.

En ese sentido, Weretilneck señaló que “el proyecto resalta que nuestra provincia, con sus recursos naturales, condiciones geográficas e infraestructura, es un candidato ideal. Nuestro objetivo es claro: promover la competitividad económica, incrementar exportaciones y generar empleo para los rionegrinos”.

Es preciso señalar que, como la Argentina es un país federal, la adhesión de las provincias al RIGI, incluido en la ley nacional, es un paso previo excluyente para su puesta en marcha en cada jurisdicción. Por ello, se prevé que en los próximos días otras jurisdicciones, sobre todo las administradas por el PRO, sigan el camino de Río Negro.

En ese marco, el interrogante pasa por lo que harán los mandatarios peronistas, cuyos legisladores votaron en contra al RIGI. Uno de los casos, es el de la provincia de Buenos Aires, donde Kicillof se viene oponiendo al nuevo régimen pese al pedido explicito del presidente de YPF, Horacio Marín, para la instalación de una planta de GNL en el puerto de Bahía Blanca.

Vale recordar que, hace poco menos de un mes, Kicillof firmó un decreto para declarar de interés provincial todo el proyecto presentado por las empresas petroleras. Esto incluye la instalación de la planta de licuefacción de gas, la infraestructura necesaria para su concreción y los estudios técnicos vinculados a la explotación del gas natural licuado en Argentina.

En ese escenario, la máxima autoridad de YPF le advirtió al Gobernador de la provincia de Buenos Aires que, para comenzar las negociaciones para instalar la planta de GNL en el municipio de la Sexta Sección electoral, la Provincia debería adherirse al Régimen de Incentivos para Grandes Inversiones (RIGI), en medio de la disputa que viene presentando Rio Negro. En rigor, Petronas podría desembolsar una inversión de casi USD 50 mil millones en cualquiera de los distritos.

Fuente: Diputados Bonaerenses

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *